Bizcocho de jengibre

Llega el típico fin de semana de invierno, que cuando los peques se despiertan de la siesta ya es demasiado oscuro y frio para salir a la calle, y la actividad de diversión en mi casa muchas veces es hacer un bizcocho con ellos. Si fuera por ellos, cada domingo haríamos el bizcocho de chocolate, su sabor preferido. Pero poco a poco les vamos introduciendo sabores distintos que también van aceptando. Mis dos favoritos son bizcocho de naranja y bizcocho de jengibre. El jengibre es un ingrediente muy usado en la cocina sud asiática y china y tiene un sabor picante y refrescante a la vez que contrasta de maravilla con el dulce del bizcocho.

El envase de yogur de 125g se convierte en medidor. Como este bizcocho servirá de desayuno/merienda para nosotros durante la semana, intento que sea sano. Por eso lleva partes iguales de harina blanca, harina integral y harina de avena. Yo utilizado azúcar moreno de caña pero podéis utilizar azúcar moreno  o azúcar blanco reduciendo la cantidad a 1.5 medidas de yogur.

Se puede comer tal cual, pero hoy lo comimos con el té de la tarde, todavía tibio del horno con un poco de salsa caramelo con sal. Abajo os dejo el enlace para ver esta receta.

Ingredientes

  • Yogur natural 125 g
  • Aceite de oliva suave, 1 envase yogur
  • Huevos 3 grandes
  • Azúcar de caña moreno, 2 envases yogur
  • Harina blanca, 1 envase yogur
  • Harina integral, 1 envase yogur
  • Harina de avena, 1 envase yogur
  • Levadora tipo Royal, 1 sobre
  • Jengibre rallado, 1 cuchara sopera
  • Sal, media cuchara de café

Preparación

Preparar un molde engrasándolo con aceite por todos lados. Yo uso uno de material anti-adherente y de forma de pan de molde. El tiempo de cocción puede variar según la forma y tipo de molde utilizado.

Poner el horno a calentar a 180 grados.

Lavar y pelar un trozo de jengibre. Rallar con la parte fina de un rallador hasta obtener una cuchara sopera de la pulpa de jengibre.

En un bol grande agregar los ingredientes líquidos, el jengibre rallado y los huevos. Mezclas bien rompiendo las yemas.

Ahora añadir el azúcar las harinas, la sal y la levadura. Mezclar, y cuando tengas una masa homogénea verter en el molde engrasado.

Hornear durante 35-45 minutos hasta que el bizcocho este dorado por fuera. Comprobar que este cocido insertado un cuchillo en el centro. El bizcocho esta totalmente cocido cuando sale limpio.

Se puede comer un una cuchara de salsa de caramelo con punto de sal, la receta para cual encuentre el el siguiente blog, http://sallysbakingaddiction.com/homemade-salted-caramel-recipe/




Posted on January 19, 2014 and filed under Postre y otros dulces.